Me quiero rendir, parte 2

No me había dado cuenta de que había pasado más de un mes desde la última vez que escribí. Me impresioné bastante por todo el tiempo que permanecí alejada del blog; es realmente increíble.

He tenido la intención de escribir varias cosas desde hace un par de semanas, especialmente un domingo que me sentí bastante inspirada porque asistí a un espectáculo de baile que me hizo sonreír. Las expresiones culturales tienen cierto poder al cual me puedo rendir con facilidad. La música y la danza son dos remedios poderosos cuando todo lo demás deja de funcionar, y no necesariamente tengo que bailar, con ver es suficiente.

Las cosas no han cambiado mucho en mi vida así que tengo los mismos motivos para sentirme igual que la última vez que hice una entrada aquí. Aún permanecen las mismas frustraciones, los mismos problemas, la falta de positivismo, de dinero, de empleo estable, todo sigue igual. Sin embargo, hay algo diferente a todo ello que no me deja terminar de rendirme en absoluto.  No sé que es y tampoco voy a intentar descubrirlo.

Estoy enormemente agradecida con aquellas personas que me dieron mensajes de aliento y de ánimo, aquellos bloggers que dejaron esos hermosos comentarios, los que me mandaron mensajes privados, los que mostraron su afecto y comprensión en ese momento tan duro en el que estaba, que no es que se haya acabado pero no tengo otra opción que aceptarlo y seguir.  A todos ellos mil gracias por esas bellas palabras para que no desistiera. Jamás imaginé que iba a recibir esos comentarios.

La vida continua así que con todo y lo mucho que no me gusta, debo continuar con ella. Todavía sigo en este planeta y mientras esté viva tengo que hacer algo, lo que sea, hasta cuando llegue el momento de mi partida final que puedo ser hoy, mañana, en 2 semanas, 10 años, quien sabe, solo Dios lo sabe.

Regresar no ha sido fácil. Como lo dije, he tenido la intención pero cuando me enfrento al computador de inmediato me pierdo a otra dirección. Le cogí miedo al blog, se podría decir eso. Incluso hoy antes de empezar a escribir dí vueltas y vueltas. Se supone que lo iba a hacer en la mañana pero llegó la tarde y apenas estoy venciendo el miedo. Creo que podré sobrevivir o al menos tengo que intentarlo.

Otra vez, gracias a todos aquellos que mostraron su interés y su preocupación, gracias a Balqis, Khushi, JB, Elle, Sagittarian, Rum, Adam, Kitty y Sohail. Gracias por los ánimos. No puedo prometer nada pero mientras siga respirando debo tener algo en que emplear el tiempo y el blog es una herramienta para eso.

2 Responses to “Me quiero rendir, parte 2”

  1. Balqis dice:

    I’m so glad you’re back again, Ms Lego. I do miss you. Welcome back, dear friend! 🙂

    I understand the situation you’re in but I must say again, I’m glad you know that life has to go on. It’s really nice to know that you love watching dances. It can be a stress reliever. I love it, too! I mean, I do join zumba and other latin dances as part of my exercise routine. 😉 Of course, I do have the wrong steps but it’s ok. What’s important, it makes me laugh along with my friends and I really enjoy it. That’s the time when I feel so relax, forgetting work and lots of other things that bug my life.

    We are here today and definitely, we’ll be gone tomorrow. Try to make the best of what life offers us today before tomorrow comes.

    Stay well, my friend, and I pray for the best in your life. 🙂

  2. misslego dice:

    My dear Balqis, thanks a lot for your kind words. It’s good to know you care and I like the way you encourage me. Dancing is something I really enjoy, no matter if it’s me doing it or just watching, I find it extremely sould-feeding. I will be eternally thankful for your prayers my dear friend.

Leave a Reply

Powered by WordPress