Presentando una noticia

Antes de que me adentre en algo más debo decir que Luca ya no vive en esta casa. Hay algunas fotos de él por ahí, y me parece que agradaron bastante. Desafortunadamente tocó buscarle un nuevo hogar a tan alocado perrito.

Luca tenía un comportamiento muy ansioso, siempre saltaba, iba de una lado para el otro. Para algunos en la casa era una verdadera molestia pero para mi madre y para mi era especial; nos alegraba verlo y nos olvidabamos del estrés a ratos. Tener una mascota es algo relajante, muy relajante.

Mi hermano y mi abuelo no estaban de acuerdo con ese comportamiento así que empezaron a hacerle sentir su mando, y no precisamente de la forma amigable que incluye el diálogo de hombre a hombre; le estaban pegando. Recuerdo un día en que mi hermano le pegó con algo que encontró por ahí y por el desesperado grito que Luca dio, supe que fue un golpe fuerte. Eso me dio mucho pesar pero ellos dos no iban a dejar de hacer eso.

Mi madre tampoco podía permitir que el perro fuera lastimado así que le busco una familia que pudiera adoptarlo y quererlo como se merece, en vez de dejarlo aquí que sufriera por la falta de tolerancia de mi hermano y mi abuelo. De ninguna manera mi madre aceptaría tener un perro maltratado en casa.

No he tenido noticias de Luca desde hace un par de meses pero creo que esta bien. En esa casa donde se encuentra lo han tratado bien, le dan juguetes, lo sacan a pasear y lo quieren mucho. No sé si nos recuerda, ni siquiera nos escribe un correo,ni nos llama, nada de nada. Debe estar bien y depronto hasta tenga familia.

Follow my blog with Bloglovin

Leave a Reply

Powered by WordPress