El post sin título

Fue lo primero que se me ocurrió a la hora de nombrar este post. Había ocasiones en que el título era lo último en escribir, otras veces era lo primero que se me venía a la mente pero hoy, hoy es diferente, solo por el hecho de que en la mañana tenía algo en mente para escribir, en la tarde la idea había dando un pequeño giro y ahora en la noche se me olvidó.

¿El regreso?

Parece que le tuviera miedo a esto. Ha pasado más de un año desde la última vez que escribí y, a pesar de decírmelo a mi mísma tantas veces, de que iba a volver, no lo hacía

Un momento para pensar

Estoy cansada. A esta hora de la noche es cuando siento todo el peso del cansancio en mi y no es para menos; después de una jornada de hacer traducciones todo el día, sentada en frente del computador, escribiendo a toda velocidad, llego a la casa, me reposo 10 minutos y me alisto para ir al gimnasio.

Para verse bonita en todas partes

Cuando yo voy al gimnasio, no tengo puesto ningún tipo de accesorios; ni anillos, ni arates, ni reloj, ni nada. Creo que todas esas cosas tienen su momento y su lugar. Me siento más cómoda si uso sólo lo básico, una camiseta, leggins, medias y zapatos. Ropa interior debajo de todo eso, por supuesto.

Powered by WordPress